Tu organización tiene mucho talento ¿Lo tienes identificado?

En un entorno cada vez más incierto, el valor de las personas en las organizaciones es una realidad indiscutible. Las personas llevan a cabo nuevos retos, proponen avances, toman decisiones que generan resultados y logros, en definitiva, son las que convierten a las empresas en casos de éxito o de fracaso. Son las que marcan la diferencia, a través de sus características y habilidades, en el camino hacia la competitividad.

Desde esta perspectiva, los Recursos Humanos y la Gestión de las Personas son aspectos clave en la empresa, al ser capaz de generar, a través de políticas y prácticas, un entorno de trabajo en el que los empleados estén dispuestos a poner su talento a favor de la organización.

Actualmente, el sector agroalimentario emplea a 3,73 millones de personas trabajadoras en España, siendo un 18% del total del empleo en nuestro país. Ante tal volumen de personas, y con previsiones de crecimiento para los próximos años, es el momento de plantearse qué hacer para sacar el máximo partido al talento para contribuir a la profesionalización y evolución en el sector. A continuación, te proponemos algunas ideas que pueden ayudarte en esta labor.

6 Claves para la Gestión de Personas en Empresas Agroalimentarias

Atracción y Selección de personas clave

Los procesos de selección han cambiado mucho en los últimos años. Actualmente las personas candidatas son las protagonistas del proceso, y las empresas deben hacer esfuerzos por atraer este talento. De hecho, un alto porcentaje de directivos/as de empresas agroalimentarias manifiestan tener dificultades para cubrir vacantes en puestos claves.

La definición de los perfiles de puestos de forma adecuada, garantiza que las personas que buscamos sean los que nuestra empresa necesita en este momento. Así controlamos el ajuste de la persona al puesto.

También nos ayudará desarrollar una adecuada estrategia de selección, donde conseguir identificar las candidaturas que más se ajusten al perfil, sin descuidar el proceso de incorporación bien estructurado, con el que consolidar la fidelización de la persona en la empresa.

Formación Continua

Uno de los aspectos que más valoran las personas en una organización, son las oportunidades y facilidades que ésta le proporciona para continuar su crecimiento profesional, y más en un sector que necesita continuar su profesionalización.

A través de la formación, las personas desarrollan habilidades y conocimientos que beneficia tanto a la empresa como al trabajador/a. Una formación de calidad y adaptada a las necesidades de los trabajadores constituye un factor motivacional de alto impacto para las personas.

Desarrollo Profesional

Los sistemas de evaluación de desempeño para medir y mejorar el rendimiento de las personas trabajadoras, o los procesos de coaching y mentoring para acompañar la consecución de metas, son buenos ejemplos de cómo facilitar este desarrollo a las personas.

Buen clima y entorno laboral

Generar un entorno de confianza en la empresa, donde exista un ambiente cordial, respetuoso y positivo es otro de los factores que más influye en el comportamiento de las personas.

Las empresas pueden fomentar acciones que impulsen el trabajo en equipo, la gestión emocional de las personas y su bienestar mediante prácticas saludables que incluyan actividades de reflexión y convivencia.

Comunicación Efectiva

Las personas necesitan sentirse parte de la organización, integrados y alineados con sus principios y valores. Es importante trasmitir los mensajes adecuados para dar a conocer la misión, visión y estrategia de la empresa.

Sin embargo, la comunicación debe ser bidireccional, por lo que igual de importante es trasmitir el mensaje, que estar receptivos a las propuestas y sugerencias de las personas trabajadoras. Implantar un sistema de comunicación que permita a las personassentirse escuchadas y tener una comunicación fluida contribuirá al buen ambiente laboral y a la productividad.

Estructura Organizativa adecuada

Todas las empresas quieren alcanzar los objetivos propuestos y buenos resultados, y para conseguirlo necesitamos una distribución de tareas y puestos coherente con esa estrategia. La estructura organizativa es importante porque establece cómo se relacionan los roles en una organización y, por lo tanto, clarifica que se espera de las personas.

Una buena planificación del talento incluye la identificación de las habilidades y capacidades de las personas, y el conocimiento de la estructura y funcionamiento de la organización, para que ambas partes encajen y beneficie tanto a la eficiencia de la empresa como proporcione satisfacción al trabajador/a.

Teniendo en cuenta estos aspectos en la gestión de las personas de nuestra Organización, conseguiremos mejorar la motivación de los trabajadores/as, logrando así aumentar nuestros resultados y el compromiso de las personas.

¿Necesitas incorporar personas en tu organización?¿Te gustaría definir mejor los puestos y responsabilidades de tu empresa?¿Quieres mejorar el desempeño de tu equipo?

Desde el Área de RRHH de Intercoop Consultoría, tenemos la misión de ayudar a las empresas a generar un entorno organizativo donde las personas puedan dar lo mejor de sí mismas.

Te ayudamos a impulsar el talento en tu organización para conseguir personas que estén comprometidas y poder alcanzar las metas que te propongas.

Cuéntanos lo que quieres conseguir. Te ayudamos a hacerlo realidad.

Cuidamos a las personas que alimentan al mundo

Manoli Pozo

Magda Bausá

By | 2019-08-28T13:27:42+00:00 agosto 28th, 2019|recursos humanos|0 Comments

Leave A Comment